20/07/2017

No Comment

María González

María González

El microondas es uno de los electrodomésticos más prácticos, calentamos, descongelamos y cocinamos alimentos en muy poco tiempo. Por eso es uno de los electrodomésticos que más usamos en la cocina y hay que limpiarlo muy a menudo. En este post de nuestra WikiBrandt te ofrecemos algunos trucos caseros, para que sea más fácil limpiar tu microondas.

 

Con agua y limón

En un recipiente con unos 300 ml de agua, echamos el zumo de un limón o un limón entero cortado en 2 mitades. Podemos añadir una ramita de perejil o un poco de bicarbonato. Lo introducimos en el microondas a la máxima potencia, durante 3 / 5 minutos, dependiendo de la potencia del microondas.

Cuando haya transcurrido el tiempo, abrimos el microondas y retiramos el recipiente, utiliza un guante o un trapo, para no quemarte. El vapor penetra en la suciedad y la ablanda, siendo mucho más fácil limpiarlo, sólo necesitamos pasar un paño o bayeta

Además, gracias al limón, el microondas queda aromatizado.

Podemos dejar que se seque al aire o utilizar papel de cocina.

 

Con vinagre

El vinagre es un desinfectante natural que nos ayuda a higienizar el microondas.

Podemos utilizarlo igual que el limón, en un recipiente con 300 ml de agua, echamos una cucharada sopera de vinagre blanco. Programamos al máximo durante 3 / 5 minutos.

Una vez transcurrido el tiempo, abrimos y sacamos el recipiente con un trapo o guante, para no quemarnos. Limpiamos con una bayeta o trapo el interior y el exterior del microondas, también podemos hacer una nueva mezcla de agua, vinagre blanco y bicarbonato y humedecemos la bayeta.

El olor a vinagre desaparecerá en cuanto se seque. Podemos utilizar papel de cocina para secarlo.

 

Con jabón de lavavajillas

En un recipiente con agua tibia echamos una cucharada de jabón para lavavajillas. Programamos el microondas a la máxima potencia durante 1 minuto.

Pasado el tiempo, sacamos el recipiente con la ayuda de un trapo o guante, para no quemarnos.

Humedecemos una esponja en el agua jabonosa caliente y limpiamos el interior y el exterior del microondas. Si añadimos a la mezcla de agua y jabón un poco de bicarbonato de sodio, actuará como ambientador.

Podemos dejar que se seque al aire o utilizar papel de cocina.

 

Con bicarbonato de sodio

Espolvoreamos un poco de bicarbonato de sodio en una esponja y la pasamos bien por el interior y exterior del microondas. Después, enjuagamos bien con una bayeta y agua.

En este caso, también podemos utilizar papel de cocina, pasa secarlo.

 

Limpiar el plato giratorio

El plato giratorio, el aro y las ruedas que lo sujetan debemos quitarlos y fregarlos con jabón de lavavajillas. También podemos meter el plato en el lavavajillas.

 

Otros consejos para mantener limpio el microondas
  • Pasar una bayeta cada vez que utilizamos el microondas y vemos que se ha ensuciado.
  • Limpiar 2 veces al mes, utilizando alguno de los trucos anteriores.
  • Tapar los alimentos con las tapas adecuadas para microondas, cuando calentemos los alimentos.
  • Cuando limpiemos el microondas, hay que dejar la puerta abierta un rato, para que se ventile y se seque.

 

Si es el momento de renovar tu microondas, descubre las funciones del microondas Brandt, autoprogramación y memorización, para que cocinar sea aún más fácil.

COMPÁRTELO: Share on FacebookTweet about this on TwitterGoogle+Share on LinkedIn
No hay comentarios

Publica un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *