WikiBrandt: Consejos para estrenar un frigorífico

07/02/2019

No Comment

María González

Tags:
, ,

María González

¿Has comprado un frigorífico nuevo? Qué alegría da estrenar cosas, estamos deseando utilizarlo cuanto antes. Si vas a estrenar frigorífico, es importante tener en cuenta una serie de pasos, para su puesta a punto.

Sigue estos pasos:

 

  1. Elige la ubicación adecuada

Es importante dónde los colocamos. Estas son nuestras recomendaciones: debe estar alejado de las fuentes de calor, ya que esto hace que suba la temperatura del aparto y consuma más energía, para mantener la temperatura adecuada en el interior. Por eso, no debe darle directamente la luz del sol y debe estar lejos de otros electrodomésticos que generan calor, el horno, un radiador o el lavavajillas, cuanto más lejos, ¡mejor!

 

  1. Deja que repose

Una vez colocado en el sitio elegido, déjalo reposar durante una hora más o menos. Debe estar separado de la pared unos centímetros, para que circule bien el aire.

 

  1. Lee el manual de instrucciones

No solemos hacerlo nunca, pero ayuda mucho leer el manual de instrucciones. No se trata de leerlo completo, pero sí echar un vistazo a los consejos de funcionamiento.

 

  1. Límpialo por dentro

Antes de ponerlo en marcha, limpia el interior con un paño suave, agua y jabón neutro. Limpia también la puerta por dentro. Después seca bien todo con un paño seco.

 

  1. Conéctalo

Conéctalo a la red eléctrica. Aunque pensemos que es tan sencillo como enchufarlo, te recomendamos que sigas las indicaciones del manual de instrucciones. del manual de instrucciones.

 

  1. Ajusta la temperatura

La temperatura óptima del frigorífico es entre 4ºC y 5ºC, mientras que la del congelador es de -18ºC, manteniendo esta temperatura de forma continuada, conseguimos no incrementar el consumo de energía.

En la puesta en marcha, tardará un tiempo en alcanzar la temperatura adecuada.

 

  1. Introduce los alimentos

Cuando el frigorífico esté a una temperatura óptima, puedes meter los alimentos.  Para que el funcionamiento sea óptimo, te recomendamos que los organices así:

– En la puerta coloca las bebidas, salsas, mermeladas, huevos o mantequilla.
– En la parte superior y central, coloca los lácteos, los embutidos y los alimentos ya cocinados.
– En la parte inferior, pondremos las carnes y pescados frescos.
– En los cajones van las frutas y las verduras.

 

Descubre en estos otros posts, cómo utilizar mejor tu frigorífico y cómo ahorrar energía con este electrodoméstico.

 

No hay comentarios

Publica un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *