WikiBrandt: Cómo cuidar la ropa de esquí

11/01/2018

No Comment

María González

Tags:
, ,

María González

¿Eres aficionado al esquí? Las pistas ya están cubiertas de nieve y es el momento de tener tu ropa de esquí en perfectas condiciones.

La ropa de esquí tiene unas características específicas, que debemos tener en cuenta a la hora de lavarlas:

  • Mantener la impermeabilidad, para evitar que calen mientras practicamos este deporte.
  • Cuidar las plumas, que deben estar uniformes, para que den el máximo calor
  • Lavar en profundidad, ya que son prendas deportivas y están expuestas al sudor.

Sigue estos consejos, para que tus prendas de esquí estén perfectas cada temporada:

 

Revisa siempre las etiquetas con las indicaciones de lavado

La ropa de esquí tiene materiales especiales que precisan de cuidados específicos, por lo que te recomendamos que siempre revises los códigos de la etiqueta. Puedes ver qué significa cada código en este post sobre el etiquetado de la ropa.

 

No lavar con mucha frecuencia

Aunque tengamos cuidado a la hora de lavar las prendas de esquí, cuanto más las lavemos, más posibilidades de que vayan perdiendo sus cualidades hidrófugas y, por lo tanto, su impermeabilidad. Es muy importante guardar toda la ropa limpia, por lo que es fundamental lavarla al final de cada temporada.

Para no lavar cada vez que se manche, puedes eliminar estas manchas puntuales con un paño húmedo.

 

Revisar bien la ropa antes de meterla en la lavadora

Revisa bien todos los bolsillos, quita el barro seco, cierra todas las cremalleras y velcros.

 

Lavar la ropa al revés

Así evitamos dañar los tejidos y preservaremos más tiempo la impermeabilidad.

 

Lavar en agua fría y en programas de prendas delicadas

Como hemos visto en el primer punto, es importante revisar siempre el etiquetado de la prenda, pero por regla general, siempre hay que lavar por debajo de los 30º y en programas especiales para ropa delicada.

 

Cuidado con el detergente

No debemos abusar de cantidad de detergente y al terminar, debemos revisar si hay restos al terminar el lavado, si es así, deberemos aclarar de nuevo.

Utiliza detergente neutro y no eches nunca suavizante, ni lejía, que puede dañar los tejidos.

 

Secar al aire libre

Lo mejor es dejar secar en un lugar fresco, sin humedad y sin que dé directamente el sol. Es muy importante dejar secar muy bien, no debemos guardar la ropa con humedad.

Los guantes deben colgarse con la apertura hacia abajo, para que puedan gotear.

 

Secado en secadora

Las chaquetas con plumas, si la etiqueta lo indica, podemos meterlas en la secadora, así se reparte mejor el relleno y, si metemos unas pelotas de tenis, mejor aún.

 

 

COMPÁRTELO: Share on FacebookTweet about this on TwitterGoogle+Share on LinkedIn
No hay comentarios

Publica un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *